viernes, 16 de septiembre de 2016

Volvoreta, de Wenceslao Fernández Flórez

Volvoreta, de Wenceslao Fernández Flórez, Libro RTV nº 43, Biblioteca Básica Salvat, Salvat Editores con la colaboración de Alianza Editorial, año 1970. Prólogo de José Manuel Alonso Ibarrola. Lectura en la que abunda la descripción de los entornos naturales de la localidad coruñesa de Gándara, así como  de algunos de los tipos humanos que la pueblan. Características que me recordaron  “El cuaderno gris”(Bajo Ampurdán)  y “Los Bravos”( la zona montañosa entre León y Asturias), recientemente leídos, cuyos respectivos escenarios geográficos están situados en regiones de los extremos del norte peninsular español,  coincidiendo los tres, curiosamente,   en reflejar hechos y personajes reales  basados en sus propias vivencias o de los suyos.

Foto de Coto Ancos e fondo da ríaVolvoreta”, según explica Alonso Ibarrola en su prólogo, es una obra de juventud. De la juventud de un español nacido en 1885. Mucha agua ha caído, tanta como, con toda probabilidad,   los cambios y las transformaciones sufridos por los entornos naturales descritos por el escritor, así como en los ambientes y las costumbres socio económico de las gentes de aquella zona, pero no en los conflictos y afectos de sus gentes que perduran y que con acierto han sido reflejados por Fernández Flórez a través de los personajes de la novela.  Es una historia sencilla, no hay intríngulis, y sí mucha descripción, en la que, según creo, Volvoreta es,  sólo un elemento  aglutinador  que utiliza el autor  para darnos su visión, entonces un veinteañero, del mundo que le rodeaba, para él un bucólico lugar del Norte de la costa atlántica española.  En cuya recreación se complace. Como también se complació en darnos la pintura de un cuadro de costumbres de una sociedad clasista, la de la Galicia provinciana y rural de finales del XIX, principios del XX, en la que el papel de  la mujer, tanto de la rica como de la pobre, es accesorio, inclinado  a cumplir  o llenar las expectativas de los otros,(marido, hijos, padre...)  En la novelita corresponde a Volvoreta, aldeana sirvienta, la personificación de la joven pobre, y a Isabel, la primogénita ,”en el frío de sus treinta años de soltera” – hermana del protagonista – el de la  rica.

En muchas ocasiones, mientras leía “Volvoreta”, vino a mi memoria “Los Pazos de Ulloa”, de Pardo Bazán (*), porque allí también se describían  tan similares como duros contrates entre las gentes del lugar,  y de sus oportunidades en la vida, dependiendo de la fortuna o del  estatus familiar de las personas  como del sexo, con superioridad exagerada del varón sobre la hembra. 
Foto de Ponte en Ruta con Nos!!! A Gandara-Fervenza 13 de marzoLa sencilla trama  de la novela   se sustenta, a modo de eje vertebrador, en relatar las vicisitudes  del “señorito” en razón de sus amores con la linda sirvienta. Simplicidad que se ve amenizada con el relato de otras historietas independientes, es decir, que no tiene nada que ver con el tema principal, protagonizadas por personajes secundarios como por ejemplo,  Amaro Rodeiro, funcionario de carrera y  especie de Ángel de la Guarda para el “cándido” Sergio; Agustín Rosales, el periodista madrileño director del periódico local, de tendencia liberal, “El Avance”;  o el indiano Manuel Acevedo, que marchó a Cuba pobre y regresó rico.  Historias auxiliares, sin duda, ilustrativas de los contrastes de la situación y mentalidad de las gentes, entre las cuales llamaron mi atención  las concernientes a la madre de familia, vecina de aquel  lugar de humedad extrema ambiental,   que iba enterrando a toda su prole aquejada de tisis. Así como las relacionadas  con los dos redactores del periódico “El Avance”, Muñiz el literato de la casa,  y Prego,  republicano de corazón, que había escrito un solo artículo en su vida.

Librillo, en fin, ameno que te acerca a aquella singular región de España, Galicia. Y en mi particular caso, me sirvió también para conocer, al menos algo, acerca del autor, Wenceslao Fernández  Flórez, cuyo nombre me sonaba mucho, pero desconocía quién fue y lo que representó en su época, así como su obra, es decir, su producción literaria. 
--------------

(*)”Volvoreta” recibió el premio del Círculo de Bellas Artes, por decisión de un jurado compuesto por Pardo Bazán, Ortega y Gasset,  y Pérez de Ayala.